En muchas culturas, el padre participa activamente en el parto; es el soporte de la mujer colocándose detrás de ella y sirviéndole de apoyo, o aliviando los dolores con masajes, por ejemplo.
Numerosos estudios han demostrado la importancia que tiene un apoyo adecuado a la mujer durante el parto. Se considera un factor que aumenta su bienestar y mejora los resultados del parto, se ha visto asociado a partos más tranquilos, con menos complicaciones y por lo general, más rápidos. Se ha visto también que influye en menores niveles de ansiedad y depresión posparto y además fortalece lazos.

En los hospitales españoles se alienta a los maridos o compañeros a que asuman un papel activo en la asistencia al parto realizando labor de acompañante en el proceso de preparto y parto, aportando eficazmente el apoyo emocional que las gestantes precisan.

Muchos padres puede llegar a sentirse algo perdidos con respecto a cómo ayudar a su mujer. Sin una preparación adecuada, pueden tener dificultades para prestar un apoyo efectivo a su pareja, debido a la preocupación por obstaculizar el trabajo de los profesionales y el desconocimiento de la situación.

Dar a luz es un proceso normal que requiere tranquilidad, seguridad y confianza en una misma.

La mujer debe llegar lo más informada posible a ese momento, para saber qué va a pasar, cómo lo va a vivir, y cómo puede dejarse llevar.

La pareja puede brindarle un acompañamiento respetuoso, basado en la comprensión, la aceptación, el refuerzo y el no juicio.

Para ello es clave una buena comunicación: que ambos hallan hablado previamente de lo que sienten, las esperanzas, los miedos, qué esperan el uno del otro el día del parto, etc.

También es muy importante formarse juntos como padres, yendo a los grupos de preparación al parto, para aprender del proceso, qué pasará, cómo será, y leer juntos libros, revistas, artículos; además de hablar con otras parejas cuyos partos hayan ido bien y sirvan de refuerzo para coger confianza y seguridad.

Por último es fundamental comunicarse con el bebé: tocar la barriga, hablarle y esperar su respuesta, cantarle… es una manera de empezar a crear un vínculo con el bebé desde antes de nacer .

Descárgate este ebook gratis

Ejercicios de preparación al parto en pareja para un parto más fácil.

Abrir chat