Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

¿Malas madres o buenas madres?

En los últimos tiempos vengo observando tanto en entornos sanitarios como en redes sociales, cómo el eslogan “el pecho es lo mejor”, está haciendo mucho daño a las madres.

Muchas mujeres están viviendo con culpa o vergüenza su decisión de alimentar a sus hijos con lactancia mixta o con leche artificial.

Ayer sin ir más lejos una madre me contaba su frustrante experiencia con la lactancia y el sentimiento de culpa que tuvo tras pasarse a una lactancia mixta, por un problema de hipotiroidismo.

Esta madre reflexionaba, muy acertadamente, acerca de cómo la manera en que alimentamos a los bebés ha llegado a definir la maternidad.

Y he de reconocer que en esto tenemos una enorme responsabilidad los profesionales sanitarios.

¿Quizás estamos contribuyendo a incrementar el sentimiento de culpa de las madres?

¿Juzgamos alguna vez a una madre entre buena o mala, según amamante o no a su bebé?.

Esta reflexión deberíamos hacérnosla todos los que acompañamos a madres y a  embarazadas.

Cuán importante es ESCUCHAR, desde el respeto absoluto, y sobretodo, ACEPTAR.

Quizás podríamos informar de lo que de verdad significa y conlleva la lactancia, poniendo el acento no tanto en los beneficios de la salud como en la diversidad de experiencias y maneras de afrontar las dificultades.

¿Y tú , qué opinas?

Abrir chat