LOS EJERCICIOS EN PAREJA QUE TE AYUDARÁN EN TU PARTO

LOS EJERCICIOS EN PAREJA QUE TE AYUDARÁN EN TU PARTO

El embarazo y el parto no es solo cosa de mujeres. Desde que comienzan las primeras contracciones de parto, el padre es un apoyo muy necesario para nosotras. Puede ayudarnos aliviándonos el dolor con masajes, sosteniéndonos en las posiciones que vayamos adoptando, etc.

Muchos padres podéis llegar a sentiros algo perdidos con respecto a cómo ayudarnos sin interferir, por eso es muy importante practicar juntos los ejercicios de Preparación al Parto.

Práctica 1:

De pie, nuestra pareja se coloca a una buena distancia para sostenernos y protege su espalda manteniendo las piernas dobladas y la columna alargada.

Nos cogemos de las muñecas y vamos llevando nuestro peso hacia atrás mientras bajamos estirando la espalda.

La pareja también lleva su peso hacia atrás.

Conforme bajamos, dirijimos la respiración a las distintas partes de la espalda que necesitamos soltar.

Bajamos a una posición en cuclillas que nos sea fácil y cómoda, respirando y sintiendo la pelvis.

Vamos aflojando las tensiones desplazando nuestro peso hacia un lado u otro, buscando crear mas espacio en el interior de los muslos.

Nos damos permiso para cerrar los ojos, llevar la atención al cuerpo, exhalar y soltar…

EL APOYO ADECUADO DE LA PAREJA EN EL PARTO SE ASOCIA A MENOS CESÁREAS

EL APOYO ADECUADO DE LA PAREJA EN EL PARTO SE ASOCIA A MENOS CESÁREAS

Para parir las mujeres necesitamos por un lado, sentir nuestro cuerpo, y por otro, la presencia de alguien de confianza que comparta todo este proceso desde el principio.

Estudios científicos han demostrado la importancia que tiene  un apoyo adecuado a la mujer durante el parto. Se ha visto asociado a partos más tranquilos, con menos cesáreas y por lo general, más rápidos.

Se ha visto también que influye en menores niveles de ansiedad y depresión posparto, y además fortalece lazos con la pareja.

Aquí te propongo uno de los ejercicios que practicamos en nuestro curso de preparación al parto en pareja. Uno de los objetivos del curso es enseñar a los acompañantes herramientas prácticas, para mejorar su capacidad de apoyo durante el parto, para que se sientan parte activa del mismo.

Y junto con la práctica de un trabajo corporal consciente, los tres, mamá- papá-bebé, os veréis beneficiados.

PRÁCTICA

Nos sentamos espalda con espalda, reposando uno en el otro. Tomamos un tiempo para percibir la propia respiración y la del otro y tomar conciencia de la presencia del bebé.

Nos inclinamos poco a poco hacia delante para ir estirando la espalda.

Nuestra pareja, simplemente se dejará hacer, inclinándose hacia atrás, abriendo el pecho.

Al terminar, cambiamos los papeles.

Para finalizar nos movemos como nos apetezca, explorando distintos movimientos, atentos a las señales del cuerpo del otro.
Ninguno tiene que sentir que hace esfuerzo para sostener al otro.

Con este ejercicio las mujeres aprendemos a confiar, a disfrutar del «abandonarse».

La pareja aprende a leer nuestro cuerpo.

PREPARAR TU PARTO EN PAREJA FAVORECE EL VÍNCULO EMOCIONAL

PREPARAR TU PARTO EN PAREJA FAVORECE EL VÍNCULO EMOCIONAL

Durante los años que llevo acompañando a parejas en los cursos de Preparación al Parto desde una metodología vivencial, cada día estoy más convencida de sus beneficios  tanto a nivel físico, psicológico como emocional.

Las parejas encuentran nuevas formas de vincularse y comunicarse con su hijo a través del movimiento, la música, el juego y las sensaciones corporales.

Aprenden recursos, como son la toma de conciencia corporal y la respiración, para vivir su día a día con mayor tranquilidad y conexión.

Aprenden  a percibir las necesidades del otro y a brindarse un apoyo respetuoso.

Todo esto les permite visualizar su parto desde un punto de vista más natural y positivo, confiando en su cuerpo y en su sabiduría .

Aquí te describo uno de los ejercicios que más suelen disfrutar, te animo a practicarlo con tu pareja.

PRÁCTICA

Nos sentamos con las piernas abiertas. Nuestra pareja apoya el arco de sus pies en el interior de nuestra pierna.

Cogidos de las manos nos balanceamos lentamente hacia adelante…..y hacia atrás…..

Repetimos varias veces…con lentitud…sintiendo la respiración en nuestro vientre, como un suave masaje para el bebé.

A continuación describimos un círculo varias veces hacia un lado… nuestra pareja estará atenta a nuestro cuerpo y a cómo nos movemos.

Y después hacia el otro…disfrutando del encuentro con el otro, jugando, siendo creativos.

EJERCICIOS PARA UN PARTO ACTIVO

EJERCICIOS PARA UN PARTO ACTIVO

Ejercicios para un parto activo

 

¿Has oído alguna vez hablar de la lenteja de parto?

La lenteja de parto (LDP) es una herramienta de ayuda fundamental en el parto. que ayuda a  la movilidad de las articulaciones de la pelvis, la cadera y la columna, al tiempo que favorece el descenso fetal y la correcta alineación feto-pélvica.

Concretamente los efectos de la LPD sobre a fisiología del trabajo del parto están recogidos en el  estudio : «La lenteja de parto: un recurso favorecedor de la movilidad pélvica» de Ana María Luces Lago (1), Lucía Mosquera Pan (1), Maialen Onandia Garate (1) y Eva Tizón Bouza (2).

Beneficios de la LPD para un parto activo

 

– Aumenta la movilidad de las articulaciones de la pelvis, la cadera y la columna, aumentando así los diámetros pélvicos.

– Aumento de la frecuencia e intensidad de las contracciones.

– Disminuye la duración del período de dilatación.

– Favorece el descenso y la progresión de la presentación fetal durante su trayecto por la pelvis.

– Permite la aplicación de otras terapias, farmacológicas y no farmacológicas, para el alivio del dolor (calor local, masaje, analgesia epidural).

– Disminuye el número de partos instrumentados.

 

                                     

 

Beneficios a nivel emocional

 

Además según este estudio, a nivel emocional de la mujer :

– Contribuye a la participación activa de la mujer en su proceso.

Disminuye la percepción de dolor y el estrés en la gestante, disminuyendo la probabilidad del uso de anestesia epidural y otros analgésicos.

– Aumenta el confort y la relajación en la mujer, mejorando la circulación placentaria y como consecuencia la oxigenación fetal.

– Favorece la secreción de oxitocina, prostaglandinas y endorfinas de forma natural.

La conclusión que extraemos de este estudio es que la lenteja de parto es una buena sustituta de la pelota de fitball, favorece la libertad de movimiento favoreciendo así el parto eutócico.

Si quieres conocer más ejercicios para practicar con la LPD consulta nuestros talleres de Parto Vivencial, ahí encontrarás ésta y otras herramientas muy útiles, sobretodo en caso de parto con epidural.

 

 

Abrir chat