DESPIERTA TU PELVIS

DESPIERTA TU PELVIS

Nuestra pelvis es el mayor receptáculo de energía y
donde se alojan nuestros órganos sexuales internos (…)
Es la zona de nuestro cuerpo donde se asientan las partes
más blandas y donde se arraiga la fuerza de la vida.
Es el seno que amorosamente acoge a un ser vivo y
representa nuestra firmeza, nuestras raíces y
nuestra proyección al mundo.

Carmen paz, La Bendición de ser mujer

Toda mi vida he indagado en prácticas diversas de conciencia corporal y sensorial que me aportaran mayor aprendizaje de mi cuerpo y me llevaran a una mayor conexión y coherencia interna. No fue hasta que hice una formación especializada en Suelo Pélvico y Movimiento en Italia( con Nuria Vives, a la que siempre estaré agradecida), que descubrí la belleza y la creatividad femenina residente en la pelvis.

Esta metodología de trabajo corporal, la enseño tanto a mujeres que desean concebir como mujeres embarazadas y en posparto, porque en la pelvis es un cuenco de emociones y creatividad. En Oriente, para los grandes sistemas de pensamiento tradicionales, se encuentra nuestro centro vital , de ahí la gran importancia de conectar con este punto y fortalecerlo.

Cualquier mujer debería conocer la anatomía de su pelvis y reconocerla en una manera más profunda, para entrar en contacto con todo su potencial físico y creativo. Pero para ello es fundamental trabajar desde la conciencia.

La mujer que trabaja su conciencia pélvica puede descubrir qué zonas de su cuerpo pudieron quedar bloqueadas, quizá por no poder expresar las propias emociones en su momento.

El trabajo de conciencia sensorial nos permite  ir recuperando la percepción y el movimiento de estas zonas “dormidas”, y profundizar en ellas, mejorando así la percepción de nosotras mismas, con y en nuestro propio cuerpo, mientras sintonizamos con las emociones y sensaciones que se van despertando.

Respirar profundamente sirve para distender el cuerpo, conectar con la musculatura del suelo pélvico a través de la práctica sensorial y el movimiento circular y redondeado de la pelvis, nos lleva a sentir el suelo pélvico más presente y nos conecta con el placer.

Cuando se habla de recuperar nuestro cuerpo de mujer, en concreto quiere decir recuperar la sensibilidad y el movimiento de la pelvis . Que nuestro vientre canalice y exprese nuestra emoción y nuestra alegría de vivir.

¿TE SIENTES VIVA? RESPIRA

¿TE SIENTES VIVA? RESPIRA

Te propongo una meditación : ponte de pie y descálzate,

Prueba a sentir la tierra bajo la planta de los pies ….
afloja las rodillas, libera la pelvis, estate presente en la respiración …                                                                                            A través de la respiración siente la musculatura profunda del bajo vientre….
el suave movimiento interno del suelo pélvico presente, como un ritmo hipnótico de vaivén muy placentero,                    Cuando respiras ahí puedes sentir una sensación de hormigueo desde el suelo pélvico hacia las piernas, y de la planta de los pies hacia la Tierra…..                                                                                                                                                            Cuando relajas la pelvis y los hombros, puedes sentir como el pecho se va abriendo, cómo te pesa menos la cabeza y te sientes más alineado hacia arriba…hacia el Cielo…

Alienado… Tierra y Cielo….Cielo y Tierra…

Estar en el cuerpo te ayuda a sentirlo de otra manera, más consciente , más integrado.

En nuestro día a día no prestamos atención a cómo respiramos, nuestra respiración habitual es pobre y esto conlleva un empobrecimiento de la vitalidad general, cansancio, fatiga, falta de conexión con nuestro cuerpo y con nosotras mismas. .

Según explica A. Lowen en La espiritualidad del cuerpo existe una relación entre respirar y sentir.

Respirar profundamente es sentir profundamente.

Si respiramos profundamente hasta la cavidad abdominal, esta zona cobra vida. Cuando no respiramos profundamente, suprimimos ciertos sentimientos asociados con el abdomen.

Exhalar es rendirse y soltar, inhalar es llenarse y contener .

En el pecho retenemos los sentimientos y hay miedo a exhalar, a soltar. Cuando tus sentimientos son tan dolorosos que resultan insoportables, haces todo lo posible para no tener contacto con ellos y respirars superficialmente para no sentirlos.

Las emociones son la vida del cuerpo. Cuanto más profunda y plenamente respiras , más viva estás.

Cuando más viva estás más sientes..

TESTIMONIO DE FERTILIDAD: TRABAJAR EL CUERPO, LA MENTE Y EL ALMA

TESTIMONIO DE FERTILIDAD: TRABAJAR EL CUERPO, LA MENTE Y EL ALMA

Me llamo Concepción , acudí a Centro Nacer después de haber hecho terapia holística con registros akáshicos, una terapia para ver en mi árbol genealógico qué sucedía, ya que no conseguía gestar . La terapeuta me derivó a Centro Nacer, en un primer momento no sabía, dónde ni a qué iba a ese sitio, pero si sumaba yo lo cogía.

La primera sesión fue dura,  al relatar mi historia de vida; eso sí, mientras hablaba, mi cuerpo se calmaba, mi presión bajaba. Después de la toma de contacto Nieves me comentó cómo era su trabajo….osteopatía, terapia craneosacral, miosvisceral, miosfacial (todo me sonó a chino), pero yo sentía que tenía que intentarlo porque lo necesiba, lo mismo me sucedió cuando empecé yoga.

Cada sesión para mí era mágica, es mágica, llegar a identificar la presión de mi cabeza de dónde venía, sentir que el casco que me apretaba se iba y me calmaba, que el calor sentido en mi cuerpo por la presión ejercida de sus manos me sanaba. Sentirlo día tras día después de las sesiones, ver los resultados en la regularización de mi periodo y  en mi vida laboral y sentimental porque me sentía más en paz.

Trabajamos mi cuerpo, mente y alma para la llegada de mi bebé.

Llegó el momento del tratamiento con reproducción asistida, era la primera trasferencia, después de muchas que lo había intentado,  en que  lo hacía plena de paz y entusiasmo, super positiva también. Llegó mi positivo. Nieves afirmó que vivió mi alegría como si fuese suya.

Mi bebé se marchó, no pudiendo completar su camino aquí; ahora siento que estuvo conmigo el tiempo que él necesitaba estar, para mí, mi segundo ángel del cielo. Con Nieves he logrado dar el lugar a mi Angel, estar tranquila y no castigarme ni culparme. Al contrario coger más impulso para seguir adelante y ¡cumplir mi sueño!.

 

QUÉ ALIMENTOS MEJORAN TU FERTILIDAD

QUÉ ALIMENTOS MEJORAN TU FERTILIDAD

La psiconeuroinmunología es una ciencia que estudia la relación que existe entre las distintas partes del ser humano: mente, sistema inmune, sistema endocrino, sistema nervioso… y que nos sirve para recuperar su homeostasis (equilibrio).
Múltiples estudios demuestran que los diferentes sistemas del cuerpo se relacionan entre sí. Si tenemos un déficit en una hormona o una carencia alimenticia, nuestro sistema inmune no va a funcionar con toda su plenitud y no sanaremos con la eficacia que deberíamos hacerlo. Por ejemplo:

Si nuestro intestino está dañado, no se fabricará serotonina en la cantidad adecuada y nuestras emociones tenderán a la tristeza, ansiedad…

Si tenemos un exceso de estrógenos tendremos síntomas concretos, como tendencia a la inflamación, a engordar, problemas menstruales o de fertilidad

Si nuestra alimentación predominan los hidratos de carbono refinados, nuestro hígado, páncreas, intestino e incluso nuestro comportamiento se resentirán.

Los hábitos que tenemos: alimenticios, deportivos, formas de pensamiento… tienen mucho que ver con cómo se expresa nuestro sistema inmune. La psiconeuroinmunología plantea una nueva forma de abordar la infertilidad favoreciendo los mecanismos de autocuración de nuestro cuerpo.

¿Qué podemos hacer para mejorar nuestra fertilidad?

Hay tres aspectos conocidos que reducen la fertilidad y es importantísimo mantenerlos controlados:

• El gluten. Las personas con una predisposicióń genética tienen que seguir una dieta sin gluten.

• La vitamina D. Los niveles saludables tienen que mantenerse entre 40 y 80 ng/ml en el análisis de sangre. Es recomendable tomar el sol y comer alimentos ricos en vitamina D como la seta shiitake, la yema del huevo, el hígado de pescado, el pescado azul, las sardinas, y el queso de oveja o de cabra. También encontramos suplementos naturales de vitamina D3 que pueden ayudarnos a conseguir unos buenos niveles.

• La homocisteína. Valores elevados de esta proteína se relacionan con problemas de implantación y abortos espontáneos. Hay que estudiar si el origen de la acumulación de homocisteína es una carencia vitamínica por mala alimentación.
Para un metabolismo correcto de la homocisteína, necesitamos evitar o reducir el consumo de café y mantener niveles adecuados de ácido fólico, vitamina B12, vitamina B6 y betaína.

Por lo tanto, recomendamos los alimentos ricos en:

Ácido fólico, como por ejemplo, la cerveza (sin gluten), los cacahuetes, las judías azuki, los espárragos y las espinacas.
Vitamina B12, como por ejemplo, el marisco y el pescado.
Vitamina B6, como por ejemplo, los pistachos, los garbanzos y los plátanos.
Betaína, como la remolacha y el brócoli.

La mejora de estos hábitos alimentarios es una herramienta muy poderosa para recuperar la fertilidad.

TESTIMONIO DE FERTILIDAD: CONFÍA , CREE, CREA

TESTIMONIO DE FERTILIDAD: CONFÍA , CREE, CREA

Mi nombre es Trini, con 35 años me diagnosticaron baja reserva ovárica y tras 2 embarazados fallidos nos pusimos en manos de una clínica de fertilidad. En julio de 2017 nos hicimos la primera transferencia de embriones por ovodonación y no quedamos embarazados. En diciembre de 2017 vuelvo a quedar embaraza espontáneamente pero de nuevo se produce un aborto.

En abril de 2018 decidimos volver a hacer otra transferencia pero el resultado también es negativo. Nuestra ginecóloga habla con nosotros y nos dice, y cito textualmente “Trini, no vuelvo a hacerte otro tratamiento hasta que mi psiquiatra me diga que mental y emocionalmente estáis preparados”. He de reconocer que tras el fracaso de la primera transferencia iba a la segunda completamente asustada.

Ese mismo día nuestra ginecóloga nos sacó una cita urgente con su psiquiatra, este nos entrevistó y nos derivó directamente al Centro Nacer con Nieves Barceló. A la semana siguiente Nieves nos vió en su centro y a partir de ese día comenzamos a ver luz.

Esa tarde Nieves nos ayudó a ver la necesidad que ambos teníamos de llorar juntos a nuestros niños y sacar todo el dolor que llevábamos dentro. Yo, siempre he “presumido” de tener mucha comunicación con mi pareja pero en cambio, no quería que sufriese viéndome llorar, así que me fui guardando todo ese dolor. Esa tarde, también él reconoció que había ocultado su dolor para no hacerme sufrir.Y fue en ese momento cuando por fin pudimos seguir llorando a nuestros bebés, ya que no los habíamos llorado lo suficiente.

Continuamos las sesiones con Nieves y poco a poco fuimos encontrándonos mejor. Unas semanas más tarde Nieves organizó una charla con mujeres a quienes ser mamás cuesta un poquito más de tiempo que a otras.Recuerdo la primera sesión con especial cariño, ahí conocí a un grupo de mujeres valientes y luchadoras con un sueño común. El poder compartir mis sentimientos con mujeres que están pasando por una situación similar a la mía fue una cura emocional, ya que todo este proceso lo llevábamos en secreto mi pareja y yo.

Nieves no sólo nos ha ayudado a aprender a escuchar a nuestro cuerpo y los mensajes que éste nos manda, sino que ha sido un pilar fundamental para recobrar la confianza, la seguridad y volver a creer que “lo bueno también pasa”.

Siempre a lo largo de mi vida, he intentado sacar el lado positivo de todo lo que me ha pasado y hubo un momento a lo largo de este proceso que lo olvidé. Nieves me ayudó a aprender a reconocer y aceptar mis emociones, a no tener miedo a compartir mis sentimientos con mi pareja y a no sentirme mal o avergonzada por la emoción que en un momento determinado puedo sentir.

Muchas veces, somos impacientes con la vida, lo queremos todo ya, al instante, y gracias a Nieves pudimos ver y comprender que las cosas tienen su momento, y que llegarán cuando tienen que llegar, cuando nuestro cuerpo, mente y alma estén conectados y preparados para ello. No por llegar antes o después serán mejores o peores.

Gracias a aceptar mis sentimientos y emociones, a ser tolerante con ellos, gracias a conectar mi cuerpo, mi mente y mi alma, nuestro sueño de ser padres se ha convertido en realidad.

Los sueños, si de verdad crees en ellos, tarde o temprano se hacen realidad.

“Confía, cree, crea”

MEDITACIÓN PARA LOS FUTUROS PADRES PARA CONECTAR CON EL ALMA DEL BEBÉ

MEDITACIÓN PARA LOS FUTUROS PADRES PARA CONECTAR CON EL ALMA DEL BEBÉ

Aquí os comparto una meditación que he traducido del libro de Bianca Buchal, Gravidanza Consapevole. Cuando la leí pensé en todas las parejas que venís a verme por temas de fertilidad, desesperanzadas, fracaso tras fracaso, entre ciclos de reproducción asistida. Creo que esta meditación os puede ayudar a volver a conectaros , y sobretodo a conectar con el alma de ese bebé que está por venir.

«En la imaginación tú, futura mamá y tú, futuro papá, id a encontraros con vuestro bebé y dialogad con él.

Será un diálogo especial, porque el bebé que está por venir, todavía no pertenece a vuestro mundo ni conoce vuestra realidad . Sin embargo, esta criatura está infinitamente cerca de vosotros, es parte de vosotros. Su destino es vuestro destino, su cuerpo es vuestro cuerpo, es por ésto que entre vosotros se da una sutil comunicación.

El modo para que este diálogo sea posible es estar receptivos, como receptivo estará vuestro pequeño, y poneros en un estado de escucha profunda, consciente y abierta.

Ahora cerrad los ojos, relajarlos durante unos minutos y seguid el ritmo de vuestra RESPIRACIÓN, cada vez más lento y profundo. Dejad a un lado vuestras preocupaciones, vuestras opiniones, vuestras exigencias, y dejar que la respiración continúe sola.

A continuación, en esta consciencia silenciosa podéis encontrar un lugar: en la profundidad de los océanos o en la cima de las montañas, en el desierto, en la playa, en el bosque, en el centro de la tierra o en una estrella. Entre todos los lugares que aparezcan en vuestra fantasía elegid aquel donde se inicia la vida, aquel donde podéis encontrar al ppequeño de vuestros sueños.

Ahora viajad a través de varios estratos de tejido fino hasta encontrar la PLACENTA, a través de la maravillosa geometría de las células hacia el lugar profundo donde se crea la vida hasta llegar a ese lugar donde vive vuestro bebé.

Un corazoncito late, una forma se mueve en el líquido amniótico, suspendida en el espacio. Vuestros ojos todavía no ven las formas familiares, pero estáis ahí con vuestra consciencia.

Tenéis la sensación de la presencia de una criatura: ¡es vuestro niño!

Tomad el tiempo necesario para crear un contacto con esta presencia y estar muy atentos a cada mensaje que os podrá llegar. La presencia del bebé es ya un mensaje.

Percibid su estado de ánimo, su ser. Os llegarán mensajes de una claridad sorprendente, vuestro pequeño se comunicará con vosotros activamente. ¡Escuchadlo!.

Os dirá de dónde viene. Cuáles son sus deseos. Os hablará de sus capacidades. Cuando lo escuchéis, poned atención en no interferir con proyecciones y deseos vuestros.

Ahora os toca a vosotros comunicaros. Podéis expresarle todo lo que sentís , las ganas de tenerlo entre vuestros brazos y la alegría de saber que existe. Podéis transmitirle las imágenes de las cosas más bellas del mundo en el cual él nacerá.

Podéis continuar el diálogo todo el tiempo que queráis o retomarlo a intervalos.

De esta manera crearéis un vínculo profundo prenatal»

Descárgate este ebook gratis

Ejercicios de preparación al parto en pareja para un parto más fácil.

Abrir chat